¿Por qué colaborar con nosotros?

Allí donde las iglesias locales no tienen recursos materiales o sufren discriminación o persecución, quiere estar Ayuda a la Iglesia Necesitada como una Fundación de caridad, para llevar a Cristo y consolar a tantos hermanos con los que Dios llora en este mundo.

Esta misión no sería posible sin el apoyo económico y espiritual de nuestros benefactores. Gracias a su oración y sus donativos, podemos hacer frente cada año a más de 6.000 proyectos pastorales como:

  • Construcción de iglesias
  • Sostenimiento de comunidades de religiosas/os y de sacerdotes
  • Formación de sacerdotes, religiosas/os, seminaristas, laicos...
  • Producción de material catequético
  • Medios de comunicación para difundir la Palabra de Dios
  • Vehículos de locomoción para la evangelización

Igualmente, sostenemos a la Iglesia donde corre peligro de desaparecer o donde se enfrenta a guerras o a catástrofes naturales. Ayuda a la Iglesia Necesitada pretende acompañar a los religiosos que entregan su vida en aquellos países donde los servicios estatales y las ONG no alcanzan.